La necropsia a un cetáceo varado cerca de Bergen muestra la trágica acumulación de residuos en el mar

“Horrible: esta ballena muerta en Noruega tenía 30 bolsas de plástico en el estómago. Exactamente por este tipo de cosas debemos prevenir la contaminación de plásticos en el mar!”. Erik Solheim, director ejecutivo del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, lamentaba con estas palabras en Twitter la muerte de un pequeño cetáceo en Sotra, cerca de Bergen (Noruega).

Los equipos de vigilancia costera localizaron el pasado 28 de enero un ejemplar adulto de zifio o ballenato de Cuvier (Ziphius cavirostris) varado en la costa de Sotra. El animal parecía enfermo y prácticamente no se podía mover, por lo que fueron alertados los servicios veterinarios de la Universidad de Bergen (Noruega).

El cadáver del cetáceo varado cerca de Bergen, Noruega, fue estudiado con detalle (Universitetsmuseet i Bergen)

Ante el grave estado de salud y la imposibilidad de recuperación, el 2 de febrero los expertos decidieron practicar la eutanasia al animal y trasladar su cuerpo hasta un puerto cercano para llevar a cabo una necropsia. Según ha confirmado la Universidad de Bergen a través de su página en internet, los zoólogos y veterinarios responsables de la intervención localizaron en el estómago del animal 30 grandes bolsas de plástico, además de una gran cantidad de pequeños fragmentos de residuos de diversos tipos de plásticos. El equipo científico responsable de esta operación considera que la acumulación de plásticos en el estómago fue muy probablemente la causa de su enfermedad.

Terje Lislevand, profesor asociado de la Universidad de Bergen, explica la ingesta accidental de plásticos bloqueó el sistema digestivo del animal y debió provocarle un largo sufrimiento. Este nuevo ejemplo de muerte de un cetáceo, “es un triste recordatorio de los daños que hacemos a nuestro medio ambiente, y especialmente a nuestros océanos” por la mala gestión de residuos como los plásticos.

Bolsas de plástico extraídas del estómago del cetáceo muerto en Noruega (Universitetsmuseet i Bergen)

La acumulación de residuos de plásticos se ha convertido en uno de los problemas más importantes para la conservación de los ecosistemas y la vida marina. Según el estudio La nueva economía de los plásticos, presentado en enero de 2016 en el Foro Económico Mundial que se celebra en Davos (Suiza), al ritmo actual, en 2050, el peso de los residuos de plásticos en el agua marina será superior al peso de todos los peces del planeta.

 

DEJANOS TU COMENTARIO