Descubren una nueva especie de tiburón martillo en el Caribe

0
864

La costa de Belice, donde viven estos ejemplares, está amenazada por el petróleo y la urbanización turística

Un equipo científico liderado por investigadores de la Universidad Internacional de Florida (Estados Unidos) trabaja en la clasificacióndefinitiva de unos ejemplares localizados en los arrecifes de Belice (Mar del Caribe) que podría pertenecer a una especie de tiburón martillo del género Sphyrna hasta ahora desconocida para la ciencia.

Las pruebas de ADN realizadas en los ejemplares localizados a mediados de 2016 muestran diferencias significativas respecto a otros pequeños tiburones martillo morfológicamente similares localizados en la zona pero la confirmación científica de que se trata de una nueva especie todavía podría retrasarse unos meses.

El investigador Demian Chapman examina un ejemplar del posible nuevo tiburón martillo (FIU)

Demian Chapman, investigador principal de este proyecto, ha destacado la importancia de clasificar correctamente las especies y determinar las amenazas que afectan a cada una de ellas y a sus hábitats. Diversas especies de tiburones martillo se encuentran en peligro de extinción como consecuencia de la pesca incontrolada. De forma simultánea, las aguas del Caribe en las que se han localizado los ejemplares ahora en estudio forman uno de los hábitats más ricos y amenazados de Centroamérica.

Tras conocerse el descubrimiento de esta posible nueva especie, la Coalición de Belice para Salvar Nuestro Patrimonio Natural, de la que forma parte el WWF, ha reiterado la importancia de proteger el arrecife de la costa de Belice de impactos tales como el urbanismo costero y la exploración petrolífera.

Riqueza natural amenazada

Los manglares de Belice son un “punto neurálgico” de la biodiversidad marina

“Es importante destacar que esta especie, que requiere hábitats saludables para criar como los manglares, sirve de indicador de la salud de estas aguas. De ahí la necesidad de una acción inmediata por parte del gobierno de Belice para proteger este punto neurálgico de la biodiversidad marina”, destaca WWF en una nota informativa.

”Describir una nueva especie es la prueba definitiva de que el arrecife ofrece las condiciones perfectas para ser uno de los ecosistemas marinos más diversos del mundo. Esta es la razón por la que WWF cree que es vital hacer todo lo posible para preservar esta valiosa joya de nuestro patrimonio natural común”, indica esta entidad conservacionista internacional.

“Más de 265.000 personas han pedido que se asegure la conservación de este espacio Patrimonio Mundial”

En octubre de 2016, después de los esfuerzos de la Coalición Salvar Nuestro Patrimonio Natural y de una protesta pública global, el gobierno de Belice suspendió los permisos para las prospecciones sísmicas que permitirían la exploración de petróleo. “Aunque se trata de una medida alentadora, es cierto que se necesita una legislación más estricta para prohibir completamente el petróleo, garantizar una protección a largo plazo y permitir que este enclave salga de la lista de espacios Patrimonio Mundial en peligro. Más de 265.000 personas han pedido ya al ministro de Belice que se asegure la conservación de este espacio Patrimonio Mundial”, destaca WWF.

Según UNESCO, el área costera de Belice alberga el arrecife más grande en el Hemisferio Norte. En las aguas del país, habitan 1.400 tipos de plantas y animales, incluyendo tortugas marinas, manta rayas, tiburones y delfines, que son muy sensibles al ruido submarino, destaca WWF. JEC

DEJANOS TU COMENTARIO